You are here
Home > Multitematico > Bancos, una realidad alejada

Bancos, una realidad alejada

Seguro que si el lector está interesado en temas económicos y/o políticos – cosa que presupongo al estar leyendo esto – habrá visto el vídeo de esa adorable niña canadiense que narra la realidad bancaria de su país. Antes de continuar – y por si no ha visto el vídeo todavía – le pido que lo vea:

Si dejamos de lado el hecho de que la niña había memorizado ese discurso y lo había repetido y explicado – cosa que le honra con esa edad – y nos centramos en el mensaje y la importancia de este descubriremos algo muy interesante sin ninguna duda: la realidad de los bancos. Pero como si de un atrapasueños se tratara, para abordar un tema tan complejo como este tenemos que remontarnos hacia un tiempo atrás, hasta el siglo XX. Entender cual era la realidad financiera de los países europeos y de EEUU – por generalizar – es necesario para comprender nuestra situación actual. Muchos economistas intenten vislumbrar el futuro valiéndose del pasado y es cierto que hay indicios que nos pueden indicar qué hacer y cómo solucionar determinados problemas económicos. Veámoslo:

Hace no mucho había dos tipos de banca. En primer lugar teníamos a la banca de inversión. Sólo se podía dedicar a eso mismo, a invertir. Luego – separada – estaba la banca tradicional – entendemos por tradicional la banca en la que poder guardar nuestros ahorros y obtener o no, rentabilidad y a conceder créditos. El movimiento empezó en Estados Unidos. Durante los gobiernos de Reagan, Clinton y Bush se llevó a cabo un proceso de desregulación financiera – que fue muy bien aceptado por los afines a ideas liberales porque, de hecho, la FED y varios consejos asesores estaban presididos por ellos. Quizás, y una vez llegado a este punto es interesante afirmar que ellos [los liberales] no tienen toda la culpa.

Hank Paulson dejó Goldman Sachs tras haber hecho una gran fortuna allí. Tras su estancia en el banco, decidió ocupar un puesto público con el gobierno del republicano George Bush. A partir de ese momento ‘un meteorito financiero’ impactó en la Tierra. Las burbujas que se empezaron a inflar eran enormes.Además, si la tarea de la FED era mantener el dólar como moneda estable, promover el empleo, emitir dinero etc… en ese tiempo se hizo justamente lo contrario. Por lo tanto, lo que pasó tras esta desregulación – lo que pasa…. – fue una unión entre la banca tradicional y la de inversión.

Se creaban así ‘superbancos‘ que podrían hacer tambalearse a la economía americana con sólo ‘mirarla’. Muchos de los ahorros que tenían los ciudadanos pasaron a ser usados por el propio banco para invertir. En los últimos años se han dado dos fenómenos cuanto menos interesantes. El primero de ellos, es que ha surgido lo que se conoce como ‘banca a la sombra’ La banca en la sombra está constituida por las entidades que dan crédito y toman prestado evitando las regulaciones a que está sometido el sistema bancario de un país. Puede tratarse de fondos de alto riesgo, fondos de inversión del mercado monetario, operaciones de emisión de títulos amparados por hipotecas, certificados de depósito y operaciones de venta de títulos valores con pactos de recompra en el futuro. La segunda, es el auge del dinero virtual frente al dinero real. Cada vez más hay más dinero virtual en circulación que dinero físico.

Imaginen lo que esto supone. La mutación de nuestro sistema económico es cada vez más evidente.

Top