You are here
Home > Multitematico > Los avances con relación a la situación de las mujeres en Latinoamérica

Los avances con relación a la situación de las mujeres en Latinoamérica

En Latinoamérica y el Caribe, como en el resto del mundo, la igualdad entre mujeres y hombres es objeto de un amplio debate, que ha permitido producir cambios significativos a nivel de los Estados, a la vez bajo la presión de organismos internacionales del sistema de Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos, de políticas nacionales y de movilizaciones femeninas muy activas en la región.

No obstante, el balance no es demasiado halagador, los avances institucionales han tenido efectos positivos para el acceso a la escolarización, al trabajo, a la planificación familiar, a los programas para combatir la pobreza. Pero la desigualdad de género, el reparto desigual del poder en las familias y la violencia ejercida sobre las mujeres no han cambiado prácticamente nada. Más información en Latinwomen.org.

igualdad-genero

La igualdad de género, un tema político importante

Desde la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación con relación a las mujeres de 1979, adoptada por todos los Gobiernos de Latinoamérica y el Caribe, las Naciones Unidas han iniciado un trabajo considerable que concierne a los derechos de las mujeres. En 1994, la Convención Interamericana sobre la Prevención, la Sanción y la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, Convención de Belém do Pará, de la Organización de Estados Americanos, garantiza a las mujeres el derecho a vivir en un clima libre de violencia, tanto en la vida pública como privada, y define las obligaciones de los Estados.

En el seno de la Comisión Económica para Latinoamérica y el Caribe, la división de Asuntos de Género de la Comisión Económica para América Latina, y el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y del Caribe, publican indicadores estadísticos sobre la autonomía de las mujeres y la igualdad de género en los campos del trabajo, de la salud, de la educación, del desarrollo económico y de las migraciones.

El tercer objetivo de los nuevos objetivos del milenio para el desarrollo sostenible proclama igualmente que se debe promover la igualdad entre géneros y la autonomía de la mujer a través de la igualdad de la escolarización según el sexo. En muchos países, institutos y ministerios de las mujeres se han encargado de impulsar la igualdad y la autonomía de las mujeres, y han conducido programas nacionales e internacionales, tales como los proyectos del Banco Mundial en favor del género y del desarrollo.

Top