You are here
Home > Multitematico > Sobre las “maravillas” del gobierno en España

Sobre las “maravillas” del gobierno en España

Desde el PP se alude ya a señales favorables en la economía. Se habla de que existen indicadores que hablan del inicio de la recuperación. Pero ¿cuáles son esos indicadores? Y, sobre todo, ¿realmente son todos ellos un logro del Gobierno o se trata de la mejoría propiciada por un sector privado concienciado de verdad con la necesidad de levantar la economía española?

El principal de estos datos positivos es la evolución de la balanza de pagos. Lo que dice este indicador en estos momentos es que la economía nacional (familias, empresas, bancos y sector público) presenta una necesidad de financiación externa de 855 millones de euros en el segundo trimestre del año, casi 5.400 millones inferior a la registrada en el mismo período de 2011 y, gracias a los 10 mandamientos de la ley de Dios, nada que ver con la locura de los casi 30.000 millones necesitados por la economía española en el primer trimestre de 2008, allá por aquellas fechas en las que se llamaba catastrofista a quienes alertábamos de la que se nos venía encima y el Gobierno socialista negaba incluso la existencia de una crisis en España.

Pero el dato de la balanza de pagos actual dice más cosas. Y en concreto dice una que deja muy claro quienes están liderando ahora los intentos de reconducción de la economía. Así, la balanza de pagos señala claramente que los hogares registraron una capacidad de financiación interior (superávit) de 9.832 millones de euros; en el caso de las empresas (sociedades no financieras) esta cuantía ascendió a 7.466 millones; y 11.517 millones en el caso de los bancos; mientras que el sector público necesitó pedir un crédito exterior (déficit) de 29.670 millones de euros entre abril y junio. Es decir, que realmente han sido el ahorro privado, el menor consumo y el intenso recorte de las inversiones por parte de familias y empresas quienes han permitido que España deje, al fin, de depender masivamente de nuevo crédito externo.

Pero ¿y la Administración? Pues evidentemente no ha realizado el mismo ajuste que el sector privado, pese a que es cierto que del número total de parados, 220.000 corresponden ya a puestos de empleo público eliminados desde que empezó 2012. Por eso es absolutamente necesario profundizar en la senda del recorte público. Por eficacia… y por Justicia: porque el sector privado ya lo ha hecho.

Top